Principios Tai chi Yang

El Gran Maestro Yang Cheng Fu, mencionaba continuamente en sus enseñanzas diez principios fundamentales para la práctica del Tai Chi estilo Yang:

  • Mantener la cabeza erguida. Esto sirve para ayudar a la circulación de la energía vital en esta área y para que el espíritu se eleve. Es importante que el cuerpo esté recto, relajado y vivo; en el otro polo, el sacro debe estar derecho y con una leve inclinación hacia dentro.
  • Relajar el pecho y mantener la espalda recta. Si no se respeta este principio, el Chi o energía vital no puede descender hacia el Dantien, el área ubicada en el bajo vientre. Si no se relaja el pecho, las plantas de los pies no tienen arraigo o estabilidad.
  • La cintura determina la direccion del cuerpo y debe mantenerse relajada y flexible.
    Esto permite que las piernas -que son la base- estén estables y de este modo la fuerza suba por ellas. La zona de la cintura es la fuente de la energía vital. Los cambios entre sólido y vacío vienen del movimiento de la cintura.; así, si los movimientos carecen de fuerza se debe a que la cintura y las piernas están débiles.
  • Distinguir entre lo lleno y lo vacio yin/yang: Comprender esta distinción permite la flexibilidad y los movimientos resultan ágiles, leves y sin esfuerzo. De lo contrario, las piernas son torpes y pesadas, y se pierde fácilmente el equilibrio debido a la inestabilidad de la postura.
  • Relajar los hombros y los codos: Esto es vital y generalmente mal entendido: relajar no significa dejar caer los hombros, sino mantenerlos libres de tensión durante la ejecución de los movimientos. Los codos deben seguir el movimiento para conectar la fuerza interna. Cuando se levantan los codos tensando los hombros, el Chi o energía interna se eleva y al cuerpo se le hace difícil aplicar el Jing y el movimiento es obstruido y duro.
  • Utilizar la mente, para ejecutar los movimientos y no usar la fuerza muscular.
  • Coordinar lo inferior con lo superior: Según la tradición las raíces están en los pies, la energía sube por las piernas, es controlada por la cintura y expresada a través de las manos.
  • Mantener la unidad entre lo externo y lo interno: Significa que la mente esta en estado de meditación, mientras el cuerpo esta en movimiento.
  • Mantener la continuidad y la fluidez de movimientos: Toda la forma del Tai Chi es un solo movimiento de principio a fin, y el cambio de vacío a lleno, del Yin al Yang imita el permanente movimiento de la naturaleza.
  • Buscar la serenidad en los movimientos: Significa que el movimiento debe ser flexible y fluido como un río y la mente fuerte y sólida como una montaña.
Anuncios